Excelente explicación del efecto sándwich que hace el panel autoportante

El sistema se compone de un Sándwich de espuma de poliuretano en el núcleo y dos capas exteriores generalmente de lámina de calibre delgado conformando un producto de buena capacidad portante, pero esto como se logra si la lámina es delgada y la espuma es delicada, pues aquí la explicación del secreto de su resistencia.

Cuando se hacen los análisis de resistencia de materiales y sus módulos de elasticidad, dureza, elongación y/o dilatación por temperatura , se hacen de forma individual en laminas de acero y espuma de poliuretano, el resultado es que mientras la lamina tiene alta capacidad a TENSION (estiramiento), mas no puede autosoportarse y la espuma de poliuretano tiene por si misma muy poca capacidad de carga, el efecto sándwich provee al juntar ambos materiales de un módulo de resistencia de material totalmente nuevo y mejor.

Esto se logró porque las dos capas exteriores de lámina proveen la capacidad a la torsión y alongamiento y el núcleo de poliuretano mediante su proceso de expansión al ser inyectado a manera de núcleo en el “sándwich” provee de la rigidez necesaria que le hace falta a la lamina por si misma, creando un complemento perfecto entre los dos, de modo que cuando quieres cortar el panel, el acero lo mantiene en su lugar y el núcleo le da la rigidez que le falta a la misma, trabajando juntas se viene una a la otra como anillo al dedo.